Vietnam ofrece lo mejor del sudeste de Asia a sus visitante, y además de por su belleza y unos paisajes que quitan el hipo, atrae a muchos turistas que desean saber hasta cuanto podrán estirar, por ejemplo, un billete de 10 euros. Y es que para los visitantes extranjeros es un país muy barato para ir de vacaciones. Se el primero en descubrir cuanto podrás gastar, reservando ahora tu traslado privado desde el aeropuerto de Dalat o el aeropuerto Phu Bai entre otros y llega seguro y feliz a tu destino. Deja que la única preocupación de tu viaje sea pasártelo en grande.  

La afluencia interminable de gente, mercancía y turistas hacen de las grandes ciudades como la capital Hanoi o la gran ciudad de Ho An muestren una especie de caos controlado que fascinara a muchos. Las calles abarrotadas de gente parecen tener vida propia y es muy fácil unirse a la prisa y el descontrol vietnamita, por eso respira hondo y sigue a tu ritmo. Recuerda que estas de vacaciones y lo más importante es disfrutar de ellas. Si tienes tiempo te recomendamos que te apunte a un curso de comida vietnamita y aprendas de su habilidad en mezclar sabores.

A la afueras de las ciudades encontraras una gran cantidad de pagodas y templos budistas y taoístas sorprendentes, uno que deberías visitar es la Pagoda del Emperador Jade en Ho Chi Minh. Por otro lado, las costas de Vietnam están llenas de playas de arena fina y aguas claras y cristalinas, en las cuales además podrás encontrara un gran número de balnearios para olvidarte de la rutina.